Skip to main content.

Serie Especial: Mi Salud (Special Series: Mi Salud)

Member Story

Serie Especial: Mi Salud (Special Series: Mi Salud)

Picture of Marga Parés

Patients and doctor's talk about the preventive services under Mi Salud, Puerto Rico's Health Reform.

Medular la orientación médica (Important the medical orientation)
Algunos pacientes no buscan servicio preventivo ya a otros nunca se les ofrece, mientras los médicos reclaman más información (Some patients don't ask for preventive service while others are not oriented, meanwhile the doctor's claim for more information)
El Nuevo Día (www.elnuevodia.com)
Tuesday, January 31, 2012

Linda Elizabeth Cuevas y Mary McLawrence no se conocen pero comparten una realidad muy preocupante: ninguna se ha realizado, en el último año, pruebas preventivas de salud recomendadas por edad y género, como un cernimiento de cáncer de mama, el cual debe hacerse anualmente toda mujer desde los 35 a 40 años.

“Lo tenía de costumbre, pero ha sido imposible (hacerse la prueba) este último año porque he estado encamada por varias condiciones que me tienen incapacitada”, dijo Cuevas, de 51 años.

McLawrence, de 65 años, mientras tanto, admite que, aunque ha estado pendiente de sacar una cita para hacerse una mamografía, en el último año ha estado a cargo de tres nietos, menores de edad (de siete, ocho y diez años), por lo que no ha tenido el tiempo que necesita para cuidar de su salud.

“Trato de hacer un balance, entre la salud de mis hijos y la mía, porque sé que, si no me cuido, no puedo cuidar a nadie, pero a veces es difícil”, comentó por su parte, Betsy Cintrón, de 48 años y madre de seis hijos, quien se realizó esta prueba de cernimiento hace dos meses.

Según datos del Registro Central de Cáncer actualizados hasta el 2008, la segunda causa de muerte en Puerto Rico es cáncer, con un promedio de 4,767 muertes anuales (57.2% en hombres y 42.8% en mujeres), principalmente cáncer de pulmón y bronquios, colon y recto, próstata y mama. Se estima que una de cada trece mujeres en la Isla será diagnosticada con cáncer de mama.

Falta de orientación

Estas tres mujeres, quienes reciben servicios médicos en el Family Medicine Group, en Carolina, fueron alertadas por sus médicos de que tenían atrasadas estas pruebas. Sin embargo, en un sondeo informal El Nuevo Día se encontró a otros beneficiarios de Mi Salud quienes sostienen que sus médicos primarios no les orientan sobre qué pruebas preventivas deben realizarse.

Este, por ejemplo, es el caso de Francis Ramos, de 51 años, quien admite que nunca se ha realizado una prueba de cernimiento, como la de detección de cáncer colorrectal, recomendada anualmente para los varones mayores de 50 años.

Según dijo, en las pocas veces que ha buscado atención médica, no le han orientado sobre qué pruebas hacerse.

“Me he sentido bien. No tengo necesidad de ir al médico”, dijo el hombre de 51 años.

Se estima que una de cada 25 personas en el País serán diagnosticados con cáncer de colon y recto.

Orlando Pérez, de 43 años, también comentó que su médico no le ha hablado de las pruebas que debe realizarse para monitorear su salud.

Su compañera, Daniabelle Guillén, de 25 años y madre de un bebé de cuatro meses, comentó que hace solo cuatro meses descubrieron un centro de servicios de salud cerca de su casa. Antes, dijo, acudían a Centro Médico cuando tenían alguna dolencia o enfermedad.

“Cuando nos enfermamos venimos, pero los fines de semana, como los domingos, para no faltar al trabajo”, dijo Pérez, mientras esperaba ser atendido tras un accidente en el trabajo.

Los médicos hablan

“Más que nada esto es falta de seguimiento, especialmente de muchos grupos médicos pequeños que no hacen cernimiento”, comentó el doctor Jorge Hess, administrador del Family Medicine Group (FMG).

Según el galeno, esto no suele ocurrir en grupos médicos primarios más grandes y con más experiencia en la Reforma de Salud.

“Es que la medicina barata es medicina cara a la larga”, dijo.

El doctor Joaquín Vargas, presidente de la Asociación de IPAs, lamentó que personas ajenas al campo de la salud estén a cargo de tomar decisiones importantes en el sistema de Mi Salud.

“Tenemos gente que no sabe ni lo que es un CBC (prueba de laboratorio que analiza el contaje de células sanguíneas) controlando la Reforma”, dijo.

Lamentó, además, que no hayan datos que le demuestren a los proveedores cuáles son los indicadores de salud, como información sobre las condiciones de mayor prevalencia, para que así se enfatice en la prevención de las enfermedades más comunes.

“Nunca recibimos informes de los indicadores para poder medir en qué grado uno está”, dijo, al comentar que esto ayudaría a detectar, por ejemplo, si se cumplen con las medidas de prevención entre los distintos grupos médico primarios.

A modo de comparación, Vargas comentó que los contratos con Medicare y Mucho Más exigen que los grupos cumplan con unos criterios de calidad. “Si no cumples, no te acreditan”, dijo.

Reconoció que, con el sistema de los archivos médicos electrónicos se debe agilizar este tipo de datos.

El doctor José Demorizi, del Family Medicine Group, resaltó la importancia de que en toda visita médica se evalúe y oriente al paciente sobre pruebas de prevención que debe hacerse. Recordó que medidas básicas, como estatura y peso, ayudan a detectar si el paciente está en sobrepeso o es obeso.

Agregó que también se deben monitorear sus niveles de azúcar y colesterol, además de su historial familiar.

5% de Retención

Con Mi Salud el Gobierno intenta mejorar la salud de sus asegurados. Por primera vez, la Administración de Seguros de Salud (ASES) implantó un Fondo de Retención, en donde a las aseguradoras se les retuvo 5% de la prima y se les exigió desarrollar Programas de Calidad.

Las aseguradoras debían mostrar trimestralmente haber cumplido con los estándares de calidad ym, de ser así, el 5 % les sería reembolsado.

Maritza Espada, directora de planificación y calidad de ASES, dijo que tanto Humana como MCS cumplieron y les fue reembolsada la prima.

Obligación de Mi Salud

Las aseguradoras están obligadas a crear programas de promoción y hacerle pruebas preventivas por edad y género a beneficiarios que no se las han realizado y que están en riesgo de padecer de ciertas condiciones.

En el primer año de Mi Salud, a 83,344 mujeres de 40 a 69 años se les realizó un cernimiento de cáncer de mama, a 115,351 mujeres de 21 a 64 años cernimiento de cáncer cervical y a 9,082 diabéticos tipo II el cernimiento de fondo de ojo. Ni MCS ni Humana indicaron el total de asegurados que debieron haber impactado.